Skip to content

Catedral Armenia Católica de Gherla

La ciudad de Gherla es conocida en la edad medieval bajo el nombre de Armenopolis, siendo uno de los centros importantes de la comunidad armenia de Europa Central y de Sureste. Una comunidad próspera de comerciantes deciden, en el año 1748, edificar una catedral episcopal. Entre los años 1748-1804 en el centro de la ciudad de Gherla, en la actual calle Gheorghe Şincai, se edifica una iglesia monumental en estilo barroco, dedicada principalmente a la Santa Trinidad y secundariamente a San Gregorio el Iluminador.

La iglesia es un monumento de arquitectura del estilo barroco de Transilvania. Por encima de la entrada principal fueron alzadas tres torres, una torre principal encuadrada por dos torres secundarias de dimensiones más pequeñas. Además del altar principal, existen cuatro altares: el altar dedicado a la Virgen María, el altar dedicado a San Gregorio el Iluminador, el altar dedicado a San José, el altar dedicado a San Juan de Nepomuk. El altar principal y los altares secundarios son decorados de pinturas y estatuas específicas al estilo barroco.

En la iglesia se halla un cuadro “Descendimiento de Jesús de la Cruz” que se supone haber sido pintado por Rubens. Este cuadro fue regalado por el emperador Francisco I en señal de gratitud para las importantes donaciones destinadas a la tesorería imperial. La iglesia tenía una valla Biserica en que se hallaban las estatuas de los apóstoles. En 1960 esta valla fue demolida, y las estatuas fueron trasladadas en el interior de la iglesia, en la entrada del norte, respectivamente en el vestíbulo de la iglesia. Las estatuas de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo tienen dimensiones naturales.